El antes y después de un Milagro

El antes y después de un Milagro

Hoy publicamos el post de una seguidora de credeSER que nos llegó al corazón. Muchas gracias Fanny Díaz por ser un ejemplo de superación y por darle sentido a todo lo que hacemos en credeSER. Tu testimonio nos empuja a seguir trabajando para aportar valor a personas como tú. MILES DE GRACIAS… 

Mi nombre es Fanny Díaz, mi ave preferida es el águila y desde siempre me he identificado con ella, tengo 49 años, y debo de reconocer que a partir del mes de junio de este año 2017 empecé una renovación en mi vida.

Hace más de 18 años que me vengo preguntando donde se fue Fanny, aquella mujer fuerte, alegre, a la cual no le importaban los obstáculos, todo era siempre para adelante, siempre decía en lo imposible duramos un poquito más y siempre me mantenía en la lucha tenaz de fecunda labor. He de reconocer que la primera semana de este pasado junio es como si me hubiera despertado de un sueño. Un sueño tal vez no tan agradable que me hizo vivir tantos años en un limbo de silencio, tristeza, baja autoestima, sin metas claras. Creo que hasta los sueños dejé que se fueran. Estaba tan metida en este hoyo negro que mi salud se complicó.

Ahora entiendo que realmente no podía decir con el corazón que amaba a nadie, pues no me amaba a mí misma. Tengo dos hijas y estuve casada, pero nada era lo suficiente dentro de mí. Siempre pensando que la felicidad estaba al lado de alguien, o que dependía de ver a mis hijas contentas y con salud. Por fin empecé a ver el amanecer después de una gran oscuridad.

Lo primero que hice fue eliminar mi anterior Facebook y abrí uno con el nombre de Águila Vida, parecen detalles que son insignificantes, pero para mí tenía un gran significado, pues siempre quise tener un Facebook para compartir con las personas y aprender de ellas, sus costumbres, sus países, sus paisajes. Me di cuenta que estaba empezando a soñar nuevamente, a creer… y justo a los dos días me entra en mi nuevo facebook una invitación para participar en el segundo Maratón de credeSER. “Un momento… ¿qué es esto?” Me pregunté. Empecé a leer un poco y decidí tomarlo, mandé mi inscripción y al día siguiente empecé a ver las Masterclass. Hasta entonces no sabía que existía el coaching, nunca había escuchado nada al respecto. Al empezar a escuchar a estas personas con sus vivencias, aprendizajes, enseñanzas, e incluso sus debilidades, fue como cuando un bebé nace y está azul y tienen que darle resucitación, así me sentí en ese momento, como que me empezaron a ponerle oxígeno a mi alma, a mi mente, a mis sentidos y empecé a ver como el milagro se iba dando. Tengo muchas cosas por desaprender y otras muchas por aprender, y conforme iba escuchando dichas ponencias era como si el corazón se me iba a salir, es como que me hablaban en un idioma que me decía: todo lo que quieres está dentro de ti y lo puedes conseguir.

Me encanta saber que existen personas como ellas que están realizando un trabajo excelente, ayudando a muchas personas, en todas las áreas posibles de su vida, en lo personal, en lo profesional, en sus proyectos.

Antes no cuantificaba cuánto alcance tiene el poder de la atracción en nuestras vidas, y definitivamente ahora sé que nosotros creamos nuestra vida. Si queremos que sea hermosa, plena, abundante, rebosante de salud, sin problemas económicos, con un trabajo que nos haga sentirnos realizados, con unas excelentes relaciones interpersonales con todas las personas que tratemos…  todo es posible si así lo piensas, lo dices y, sobre todo, lo agradeces.

Por eso para mí el segundo Maratón de CredeSer se convirtió en un curso de milagros, pues fue como abrirle los ojos al ciego, que pudo ver, devolverle la vida a Lázaro.

El Universo, la vida, nos tiene grandes regalos y una nueva sinfonía que, sin necesidad de ser músicos, podemos alcanzar esa exacta partitura que nos hace vibrar de la misma manera y nos va elevando a un plano diferente, donde siempre existen problemas en el trabajo, o problemas económicos o familiares, pero ya nada te quita la paz, pues esa paz, esa armonía suena dentro de ti, y cuando eliges vivir tu vida a plenitud, amándote, respetándote, cuidándote, todo empieza a cambiar a tu alrededor.

Desde ahora y por toda la eternidad viviré agradecida con credeSER por mostrarme una única opción de vida: nosotros somos los únicos constructores de nuestro destino y, cuanto más visualicemos cada cosa que hagamos, veremos los milagros más maravillosos que nos da la Vida (o llámalo Dios, o llámalo Buda), la clave no está en una religión sino en la concepción de tu realidad. Fuiste creado para vivir feliz, en plenitud y abundancia en todos los aspectos de la vida, y creado con el mayor amor del mundo.

NO HAY NADA TAN GRANDE O TAN IMPOSIBLE DE SUPERAR. SÓLO CREE EN ELLO…  Y LO DEMÁS LLEGARÁ

Fanny Díaz

Comment ( 1 )

  • Lorena de Salazar

    Hola Fanny, gracias por compartir tu testimonio. Me anima a seguir en mi propósito de seguir creyendo en mi proyecto de poder ayudar a las personas, como coach, y para hacer las cosas bien. Que sigas con esta ilusión y redescubriendo tu camino.

Post a Reply