5 PREGUNTAS POCO COMUNES QUE TE AYUDARÁN A DESCUBRIR CUÁL ES TU PROPÓSITO EN LA VIDA

5 PREGUNTAS POCO COMUNES QUE TE AYUDARÁN A DESCUBRIR CUÁL ES TU PROPÓSITO EN LA VIDA

Estaréis de acuerdo conmigo en que los seres humanos, para estar satisfechos, necesitamos un propósito, un porqué que nos ayude a avanzar en el camino a veces empedrado y no falto de obstáculos, de la vida. No hay nada más satisfactorio que ir logrando nuestros objetivos, nuestras metas, materializar lo que en su día fue una idea en nuestra mente. Es lo que nos mueve. Pero para ello debemos conocer mucho antes cuál es nuestro propósito en la vida o, dicho de otro modo: a qué voy a dedicar mi vida. Yo soy partidaria de que cada uno se crea el suyo, otros pensaréis que os viene dado, y lo respeto. Sea como sea, debemos prestarle atención para que los objetivos que nos propongamos se alineen con él. En el post de hoy os traigo 5 preguntas que nos pueden ayudar a revelar este propósito. No serán las típicas, veréis, he querido salirme un poco de lo habitual. Son cuestiones que, sin duda, os harán reflexionar:

 

1. ¿Qué querías ser de pequeño?

¿No creéis que cuando teníais 5 años, pensabais con mayor claridad? Aunque en esa etapa estábamos empezando a forjar nuestra personalidad, en esencia éramos pequeñas criaturas no condicionadas por la sociedad ni por el qué dirán. Éramos felices como éramos. Nos permitíamos soñar. Reíamos y llorábamos a nuestro antojo. Teníamos la ilusión de, a lo mejor, convertirnos en el futuro en veterinarios, arqueólogos, músicos, diseñadores, corredores de bolsa, etc. Piensa en aquello en lo que querías convertirte de pequeño, pero de una manera más abstracta. Es decir, si por ejemplo querías ser enfermero puede que detrás se encerrara un profundo deseo de cuidar de otros. Pregúntate “para qué” querías ser tal cosa. Esto te ayudará a saber qué te movía desde una temprana edad.

 

2. ¿Cuáles son tus innegociables?

O, dicho de otro modo: ¿cuáles son los valores que respaldan tus decisiones sin importar el contexto y por los que “matarías” porque te hacen sentir bien? Elige al menos 5. Algunos ejemplos son: pragmatismo, gratitud, cooperación, amistad, familia, amor, dinero, puntualidad, honestidad, responsabilidad, creatividad, profesionalidad, libertad, justicia, tolerancia, respeto, lealtad, equidad, paz, humildad, sensibilidad, etc. Esas constantes en las que basas tus decisiones y que rigen tu vida podrán proporcionarte pistas sobre tu propósito.

 

3. ¿Qué obstáculos y miedos estás dispuesto a experimentar?

Todo incluye un sacrificio, nada nos viene dado sin un cierto grado de esfuerzo en el proceso. ¿Qué sacrificio estás dispuesto a hacer o has hecho en pos de tus objetivos? ¿A lo mejor desprenderte de amistades? ¿Abandonar tu ciudad natal? ¿Madrugar más? Si por ejemplo deseas ser un pintor reconocido, pero no estás dispuesto a lidiar con las críticas negativas sobre tu trabajo, entonces no podrás hacerlo. Piensa qué obstáculos podrán surgirte por el camino que te lleve a tu propósito y si estarías dispuesto a superarlos sin dudarlo. Si aun así no cejas en tu empeño, entonces es buena señal: estás en el camino correcto.

 

4. ¿Qué te hace olvidar que tienes que comer?

¿Qué actividad te absorbe de tal modo que pierdes por completo la noción del tiempo? Pasan las horas y no te das cuenta de mirar el reloj ni mucho menos el móvil. ¿A lo mejor los videojuegos? ¿Escribir? ¿Cocinar? Puede que esta actividad te lleve a ese estado que os describía y cuyo concepto acuñó el psicólogo Mihály Csikszentmiháyi en 2009. Se trata de un concepto clave en la Psicología positiva y se denomina “estado de Flow” o “de flujo”. Piensa en la pasión inherente que existe detrás de esa actividad, piensa en qué deseo revela: ¿podría tratarse de una búsqueda por el perfeccionismo?, ¿de competición?, ¿un deseo de ser más bueno cada vez?, ¿la resolución de problemas? En esa actividad en la que te olvidas de todos y de todo puedes aspirar a conocer tu propósito vital.

 

5. ¿Cómo vas a salvar el mundo?

Por pequeña que sea nuestra contribución, servirá para dejar un mundo mejor que el que encontramos. Piensa en si el propósito de vida que estás descubriendo a lo largo del post sirve para ayudar al mundo de un modo u otro. Seguro que sí.

 

Ahora que ya habéis reflexionado sobre cuál puede ser vuestro propósito en la vida, contadnos en la sección de Comentarios vuestras experiencias, dudas, inquietudes, etc. Estaremos encantados de contestaros. Además, si queréis profundizar más sobre cómo crear los objetivos que se alineen con ese propósito, podéis visitar las entradas Plantea tus propósitos de 2018 de manera S.M.A.R.T (la metodología que aplica el Coaching en sus procesos transformacionales)Pon en orden tu vida con La rueda de la vida de mi blog Liderazgoparaelcambio.com, que seguro que os ayudarán.

 

Si os ha gustado el artículo, ¡no dudéis en compartirlo en Facebook, Twitter, Google+ o LinkedIn!

 

CRISTINA GARCÍA MORATINOS: Gestora de proyectos, team lead en el sector de la traducción y localización de software y coach certificada por EAE y CxV. Apasionada del desarrollo personal y del liderazgo como motor de cambio. Si quieres saber más de mí, visita la sección Acerca de en mi blog liderazgoparaelcambio.com.

Cristina García Moratinos
Twitter
Facebook
LinkedIN

Comments ( 2 )

  • Rosa

    Me ha parecido muy revelador y con preguntas muy acertadas. Muchas gracias por compartir.

    • Cristina

      ¡Gracias a ti, Rosa, por pasarte por aquí y comentar! 🙂 Me alegro de que te haya gustado.
      Un abrazo,
      Cristina

Publica un comentario

Share This