¿CÓMO ALIARNOS CON NUESTRA MENTE PARA CONSEGUIR TODO LO QUE NOS PROPONGAMOS?

¿CÓMO ALIARNOS CON NUESTRA MENTE PARA CONSEGUIR TODO LO QUE NOS PROPONGAMOS?

En este artículo vengo a compartirte los pasos para conseguir una mentalidad de alta rentabilidad. Una mentalidad ganadora que nos ayude a conseguir la vida que deseamos.

 

¿Sientes que tu mente va demasiado rápido en muchas ocasiones?

Dicen que tenemos un tesoro en la mente si sabemos extraerlo.

 

Ahora, respira profunda y lentamente para acallar tu mente. Conecta con tu poder interior. Céntrate en este instante únicamente en la respiración durante 1 minutito.

Ahora, ya tienes la mente abierta, tranquila y despierta para recibir toda la información. Continúa leyendo… Pero, antes de nada, te invito a que reflexiones.

¿Te gustaría tener mayor riqueza en tu vida?

¿Te gustaría ser más feliz?

¿Te gustaría que tu mente jugase más tiempo a tu favor?

Nuestro cerebro, a través de la mente, es el órgano más poderoso que poseemos. Aprendamos a gestionarlo, utilizarlo y convivir con él para que no nos juegue malas pasadas.

Sin embargo, cuando queremos algo en la vida, a veces, nuestro entorno más cercano no nos ayuda. Como ellos creen que no se puede, te dicen: “Tú no puedes”, “Esto no es para ti”, “No vas a conseguirlo” … Pero esa es su visión del mundo desde sus propias creencias.

¿Te ha pasado alguna vez que has tenido sueños y las personas de tu vida te los han intentado frustrar? Te confieso que a mí me ha pasado. Entiendo perfectamente cómo te sientes.

Ellos lo hacen con su mejor intención. Con todo su amor y para protegerte. Pero son sus creencias y sus miedos. No los tuyos. Simplemente quieren ayudarte en base a cómo ellos ven la vida. Es su realidad. ¿Te preguntan qué es lo que tú quieres? ¿Qué estás dispuesto a hacer para lograrlo? Porque quien quiere algo, tendrá que estar dispuesto a hacer algo para conseguirlo, ¿verdad?

La ley de la atracción funciona siempre. Pero no vale sólo con pensar y sentir, también hay que hacer. Recuerda esto: Sin acción no hay resultados.

Si yo pienso, siento y quiero algo en mi vida, pero no estoy dispuesto a darlo todo para ir por ello, entonces es normal que no lo tenga en mi vida, ¿verdad? Sólo existe un primer paso para conseguir las cosas. Creer que podemos conseguirlo. Pensarlo, sentirlo y hacer algo al respecto.

Ahora te invito a que cierres los ojos y pienses en eso que quieres conseguir. ¿Lo tienes? Siéntelo por un momento. Ahora di en voz alta: “Voy a darlo todo. Estoy dispuest@ a dar lo que haga falta para conseguirlo”. ¿Cómo te sientes? Quédate con este momento y lo que has sentido.

 

1-PROBLEMAS VS. OPORTUNIDADES

Ahora piensa por un momento…

¿A qué le dedicas más tiempo a los problemas o a las soluciones?

¿Crees que si te centras en el problema desaparecerá? Claro que no.

Centrándonos en las soluciones, vienen de la mano nuevas oportunidades.

Los problemas o aquello que consideramos problemas porque nos hacen sufrir o cuando algo no es como nos gustaría, están en nuestra mente. Somos nosotros quienes permitimos que se hagan grandes y a la vez, permitimos que nos hagan pequeños a nosotr@s mism@s.

¿Qué tal si centramos nuestra atención en las soluciones?

¿Si buscamos a cada problema que surja 3 soluciones?

 

Si dedicamos más tiempo mentalmente a buscar soluciones, aparecerán oportunidades.

Repite en voz alta: “Yo creo oportunidades”.

Te das cuenta de que gracias a los problemas o a situaciones difíciles, ¿surgen nuevas oportunidades de hacer las cosas diferentes? ¿Te lo habías planteado antes?

Te invito a que le des la vuelta. Cuando vienen los problemas, a mí hay una cosa que me gusta decirles, “benditos problemas”. Repítelo conmigo: “Benditos problemas”. Te preguntarás que por qué benditos problemas. Porque nos ayudan a crecer. Nos ayudan a buscar y encontrar nuevas oportunidades.

Hace 3 años me arruiné económica, moral, espiritual y sentimentalmente. Literalmente, toqué fondo en todas las áreas de mi vida. Cerré una empresa que el año anterior había facturado casi medio millón de euros. Me dejó mi novia. Tuve que alquilar las dos habitaciones en mi casa. Tuve que vender mi coche… Toqué fondo en todos los aspectos.

Gracias a que me sucedió aquello, tuve la oportunidad de reinventarme profesionalmente. Tuve la oportunidad de dar un salto a nivel espiritual. Tuve la oportunidad de desarrollar valores que no poseía en ese momento. Gracias a aquel “problema”, hoy por hoy soy quien soy. Así que te invito a que des las gracias a todos los problemas que has vivido porque te han ayudado a convertirte en quien eres.

 

2-NO COMPRES TUS EXCUSAS

Todo aquello que empieza por “Es que”, “Pero…”. Todo aquello que te gustaría hacer, pero no lo haces por pereza, comodidad, miedo o por evitar salir de la zona de confort.

Todos tenemos excusas habitualmente.

¿Qué hacemos con las excusas?

¿Las compramos? ¿O las desbloqueamos?

 

¿Qué pasa entonces si te compras tus excusas? ¿Qué pasa si quieres hacer algo, pero te cargas de excusas? Pues que no vas a lograr lo que te propones. Te frustras, te deprimes y, por tanto, no avanzas. Además, te fustigas porque sabes que sólo TÚ eres el responsable.

Hay una frase que yo digo mucho. Toma boli y papel y apúntala.

“Las excusas me van a costar caras”.

 

Repite ahora en voz alta: “Si me compro mis excusas, me van a costar caras”. Repítelo más fuerte hasta que te lo creas.

Queremos crear alta rentabilidad con nuestra mente, ¿verdad? Si queremos generar alta rentabilidad, tendremos que sacar las excusas de nuestra mente, ¿cierto? Recuerda, las excusas sólo están en tu mente.

 

3-CUESTIONA TUS CREENCIAS

Es difícil cuestionar nuestras creencias. No es fácil aquello que creemos como cierto, empezar a cuestionarlo y creer en otra realidad.

Es difícil asumir que algo que nos han contado, que damos como un hecho absoluto, se nos desmorone y nos demos cuenta de que no era cierto. Es difícil asumir esas cosas.

Muchas veces preferimos quedarnos con la creencia antigua por no reconocer que estábamos equivocad@s.

Pero si tienes una creencia que te está saboteando y haciéndote daño, ¿por qué quedártela para no reconocer que estabas equivocad@?

¿Quién tiene una creencia que le ha saboteado alguna vez? Todos las tenemos.

¿Qué tal si a partir de ahora, abrimos más a menudo nuestra mente, la vaciamos y todo lo que tenemos como verdades absolutas empezamos a cuestionárnoslas?

¿Por qué no empezar a catalogar las creencias que tenemos en dos tipos? ¿Creencias que me limitan y creencias que me empoderan y me llevan a donde quiero llegar?

 

Te invito a seguir los siguientes pasos:

  1. Empieza a cuestionarte tus creencias.
  2. Luego, búscate un coach experto en PNL que te ayude a reprogramarlas, cambiarlas o fortalecer una nueva creencia.
  3. Refuerza la nueva creencia.

¿Qué tal si empezamos a cuestionar los juicios que tenemos sobre nosotros mismos? ¿Nuestras creencias sobre el mundo? ¿Qué pasa si limpiamos las gafas y empezamos a ver la vida con otro filtro? ¿Y si empezáramos a creer que todo el mundo va con buenas intenciones? ¿Qué pasa si empezamos a creer que somos seres maravillosos? ¿Y si empezáramos a sentirnos capaces? ¿Qué pasa si a partir de ahora empezamos a ver el mundo con otros ojos?

Para terminar y a modo resumen, te dejo con 3 pasos que puedes empezar a implementar desde ahora mismo para aliarte con tu mente y conseguir la vida que deseas:

  • 1-Piensa en grande.

¿Qué logramos si pensamos en grande? Que nuestra mente se abre, crece y surgen nuevas oportunidades, surge un abanico de posibilidades que no existiría si no pensáramos en grande. Así que te pido que pienses en grande.

  • 2-Busca, invoca, provoca, elige un ESTADO EMOCIONAL ÓPTIMO.

Te digo que elijas porque muchas veces nos quedamos con una emoción desagradable que no nos gusta o nos impide conseguir lo que deseamos. Sin embargo, elegimos quedárnosla.

Al pensar en grande, como decíamos en el paso anterior, ¿qué va a pasar? Pues que tu estado emocional va estar alineado con lo que tú estás pensando.

Recuerda que nuestras emociones son la consecuencia de nuestros pensamientos y creencias. Cuanto mejores pensamientos y creencias tengamos, mejor será nuestro estado emocional.

Te sugiero que te enfoques en aquello que te aporta el estado emocional que necesitas para conseguir todo lo que te propones. ¿Qué pasa si invocamos el estado emocional adecuado? Pues que mejorarán nuestras decisiones, accionaremos de una manera más efectiva y esto se traducirá en mejores resultados.

  • 3- A.M.I.I.D.A.R.

Acrónimo de:

  • Acción. Sin Acción no hay Resultado.
  • Masiva. Para acercarnos a nuestras metas debemos actuar y comprometernos a llegar hasta el final a pesar de los obstáculos que se presenten.
  • Imperfecta. Ponernos en movimiento. No esperar a que la situación sea perfecta para empezar a movernos hacia nuestro objetivo o meta.
  • Inmediata. El único momento que existe es AHORA. La mayoría de las cosas que postergamos, terminamos no haciéndolas.
  • Dirigida. Quedarnos sentados frente al televisor, también es una acción masiva, imperfecta e inmediata. Sin embargo, ¿está dirigida a lo que quieres conseguir?
  • RESULTADOS. Define el resultado que quieres y empieza a hacer acciones masivas imperfectas dirigidas a ese resultado que buscas.

Gracias a esto, podrás empezar a materializar aquello que hay en tu mente.

Te dejo con una reflexión: 

Para poder tener la vida de tus sueños, antes tienes que tenerla en tu mente. Después pasar por el filtro de tu SER, de tu sistema de creencias, de tus emociones… Y ya, vas ¡A POR ELLO!

 

Déjame tus comentarios y comparte para que cada vez más personas consigan la vida de sus sueños.

Un abrazo,

Daniel Serrano

 

CEO y Fundador de CredeSER

Soy Daniel Serrano, joven visionario y emprendedor apasionado de la formación, el coaching y el desarrollo personal. Desde antes de cumplir la mayoría de edad supe que todo es posible y que toda persona puede desarrollar sus capacidades para convertirse en quien siempre soñó. Mi Misión es Inspirar, acompañar y motivar a las personas a SER su mejor versión y CredeSER es una proyección de quien yo soy.

 

 

Coach Especializado en:

  • Emprendedores.
  • Toma de Conciencia.
  • Empoderamiento Mental y Emocional.

Sin comentarios

Publica un comentario

Share This