MEJORA TUS PENSAMIENTOS Y MEJORA TU VIDA II

MEJORA TUS PENSAMIENTOS Y MEJORA TU VIDA II

En mi anterior artículo ya explicamos la importancia de cambiar los pensamientos. Recordemos antes de nada por qué cambiarlos. Como ya vimos, los pensamientos determinan los resultados en nuestra vida. Por tanto, si cambiamos la calidad de nuestros pensamientos, cambiará la calidad de nuestra vida. Además, mejorará la calidad de nuestras emociones y acciones y nos sentiremos mejor, haremos más cosas que nos gusten y nuestra vida será más parecida a como nos gustaría que fuera. Creo que nadie tendrá dudas de por qué es importante cambiar ciertos pensamientos o creencias, ¿verdad? Si quieres volver a leer el artículo o no si no lo leíste, puedes acceder desde aquí.

Ahora, pasemos a entrar en materia y veamos cómo cambiar esos pensamientos negativos que no nos sirven para conseguir lo que deseamos. ¿Me acompañas? ¡Pues vamos a ello!

 

  • Mejorando las creencias y los pensamientos. Una creencia o un pensamiento sólo se puede cambiar sustituyéndolo por otro. Este es el proceso:
  1. Detectar las creencias o pensamientos tóxicos o limitantes.
  2. Entender las consecuencias de ese pensamiento o creencia, tanto positivas como negativas. Toda creencia tiene en su origen una intención positiva.
  3. Cuestionar o poner en duda si quieres mantener esa creencia o pensamiento.
  4. Reformularla por otra creencia o pensamiento que esté más alineado con lo que quieres lograr.
  5. Anclarla, practicarla y realizar acciones que fortalezcan la creencia o pensamiento.

Por ejemplo, tengo el pensamiento o creencia repetitiva de que soy un inútil o de que no me salen las cosas bien.

Como ya sabéis, todo pensamiento o creencia tiene una intención positiva y conocerla es super útil. A lo mejor la intención positiva es que necesito esforzarme más para hacer las cosas mejor y sustituir esa creencia por: “Cuanto más me esfuerce y cuanto más dé lo mejor de mí, mejor me saldrán las cosas”.

Una vez cambiada esa creencia por una creencia nueva, cuanto más reafirme esa creencia tanto pensándola como actuando en consonancia, más rápido se cambiará.

 

  • A través del lenguaje. Comunicándote contigo mism@ y con los demás de manera positiva y optimista.

Las palabras causan mucho más impacto en nosotros mismos y en los demás de lo que imaginamos. Así que, mide mucho la calidad de tus palabras.

Siempre que hables, recuerda esto: “Que lo que vayas a decir, sea mejor que tu silencio”.Intenta no hacer daño con tus palabras a los demás, pero tampoco a ti mism@.

Escucha y lee información que te acerque a SER quien quieres SER y lograr lo que quieres lograr.

 

  • A través del cuerpo y la fisiología. Haciendo ejercicio. Bailando o saltando o a través de algo tan sencillo como sonreír.

 

Podemos cambiar radicalmente la calidad de un pensamiento en cuestión de segundos en 3 sencillos pasos. A continuación, te indico cómo:

  1. Sé consciente si el pensamiento que estás teniendo te perjudica o favorece.
  2. Enfócate en un nuevo punto de vista ante la misma situación y dale un nuevo significado.
  3. Crea un nuevo pensamiento dirigido a aquello que sí te favorece.

 

Volvamos de nuevo sobre las creencias. Como hemos comentado, una creencia es una idea o pensamiento que se asume como verdadero. Es el sentimiento de certeza sobre el significado de algo.

Las creencias son en esencia juicios y opiniones que tenemos sobre nosotr@s mism@s o sobre el mundo que nos rodea. Por ello, las creencias condicionan nuestros pensamientos y nuestra manera de SER.

En resumidas cuentas, una creencia es algo que tú crees que es cierto en base a tu experiencia o en base a lo que te han contado.

Veamos los tipos de creencias y cómo se forjan:

  • Creencias limitantes. Son una percepción de la realidad que nos impide crecer y conseguir nuestras metas, sueños, propósitos u objetivos.
  • Creencias de poder o empoderadoras. Son una percepción de la realidad que nos ayuda a crecer y nos acercan a conseguir nuestras metas, sueños, propósitos u objetivos.

Si tú tienes las manos atadas con una cuerda y tú crees que puedes romperla, te aseguro que sacarás la fuerza de donde no la haya hasta que la rompas. Si crees que puedes romperla, lo harás.

Esta frase resume muy bien esta idea:

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes estás en lo cierto”. Henry Ford.

 

 

Pongamos algunos ejemplos de creencias limitantes:

  • Situaciones: “Es muy difícil, no lo voy a conseguir”, “El éxito sólo lo pueden lograr algun@safortunad@s”.
  • Valor personal: “Valgo menos que los demás”, “No estoy preparad@”.
  • Relacionales: “Si me sale mal, se van a reír de mí”, “Si muestro interés, se creerán que me quiero aprovechar”.
  • Identidad: “Soy un@ inútil o fracasad@”, “Yo soy incapaz de…”
  • Recursos: “No tengo lo suficiente para ser feliz”, “No puedo porque no tengo dinero”.

Las peores creencias limitantes son las de identidad que empiezan por YO SOY. Ahí te estás haciendo el mayor daño que puedes hacerte. Tú mism@ juzgar tu propia identidad.

Esto sucede exactamente igual con la manera en la que nos dirigimos a los demás. Si la creencia o afirmación empieza por tú eres… Cuidado con esto.

Recuerda la palabra tiene un poder de creación impresionante y genera en el cuerpo un estado emocional. Por tanto, ten cuidado con lo que te dices a ti mism@ así como lo que les dices a los demás, ¿de acuerdo?

Repasemos a continuación cómo cambiar una creencia. Ya hemos visto un poco, pero entremos un poquito más en profundidad:

  • Una creencia sólo se puede cambiar sustituyéndola por otra.
  • Detectar las creencias limitantes y saber que no es una realidad, sino sólo una creencia.
  • Entender las consecuencias negativas que te trae esa creencia.
  • Cuestionar y poner en duda si quieres mantener esa creencia.
  • Cambiarla por otra que esté más alineada con lo que quieres lograr.
  • Anclarla, practicarla y realizar acciones que la fortalezcan esta nueva creencia.

Parece sencillo. Requiere una constancia y un trabajo, pero todo es posible.

Siguiendo estas pautas, la persona más fracasada del mundo se podría convertir en la más exitosa.

Recuerda: Toda creencia y pensamiento se puede sustituir.

Todo es posible en nuestra vida basándonos en estos principios que estamos viendo.

A continuación, te invito a que leas las siguientes creencias limitantes reformuladas a positivas y que pongas en práctica aquellas con las que te identificas. Recuerda: Sin acción no hay resultados:

  • Es muy difícil, no lo voy a conseguir. Si es difícil voy a aprender y haré lo necesario para conseguirlo.
  • El éxito sólo lo pueden lograr algun@safortunad@s. El éxito es una fórmula que se puede aprender y lo haré de los mejores.
  • Valgo menos que los demás. Valgo lo mismo que cualquier otra persona y me esforzaré en SER cada día mi mejor versión.
  • Si me sale mal se van a reír de mí. Si me sale mal aprenderé y la próxima vez saldrá mejor.
  • No tengo lo suficiente para ser feliz. Tengo ingenio y capacidad de conseguir lo que necesite y de SER feliz sea cual sea mi situación.
  • No puedo porque no tengo dinero. Si puedo utilizar otros recursos y mi capacidad para generar dinero.
  • Soy un@ inútil y un@ fracasad@. Soy útil para mí y muchas personas y cada fracaso es un intento fallido antes de cada logro.
  • Yo soy incapaz de… Soy capaz de todo lo que me proponga SER, hacer y tener, con preparación y dedicación.
  • Soy un desastre… Soy una persona imperfecta y me permito equivocarme y seguir aprendiendo.

Ahora veamos, cómo se forja una creencia limitante heredada o impuesta.

Veamos un ejemplo. Un padre dice a su hijo “eres un fracaso”. Eso entra por su oído y es como una semilla que entra en su cerebro. Al cabo de los años, esa semilla va creciendo y creciendo y ese niño se convierte en un fracaso. Esa semilla empieza a dar sus frutos.

Los niños mucho cuidado con ellos porque desde los 0 a los 7 años es cuando se forja el 70% de su subconsciente. Mucho cuidado con lo que les decimos porque podemos marcarlos para siempre. Sobre todo, todo lo que su identidad como “eres un inútil”, “eres un fracasado”, “eres tonto” …

Ahora pasemos a ver cómo se forja una creencia de poder.

No sé si habrás visto la película de Will Smith “En busca de la felicidad”, cuando le dice a su hijo lo siguiente: “No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, ve a buscarlo y punto”. Te dejo el link del vídeo aquí para que puedas volver a verlo.

Esto es un ejemplo de creencia de poder y es muy bueno integrar creencias de este tipo. Este tipo de creencias heredadas o impuestas son muy importantes porque desde pequeñitos las vamos forjando.

Una creencia también se forja en base a experiencias vividas. Empiezas diciendo “no lo haré”, después “no puedo hacerlo”, empiezas a tener motivación y te dices “quiero hacerlo”. Te convences de que puedes hacerlo y te preguntas cómo llevarlo a cabo, lo haces y cuando descubres que sí se puede, en ese momento, de vivir la experiencia se ancla dentro de ti la creencia y la certeza de que se puede.

 

Las creencias también se forjan por imitación o modelaje.

“Las creencias tienen el poder de crear y destruir. Los seres humanos tenemos una imponente habilidad para tomar cualquier experiencia de nuestras vidas y crear un significado que nos incapacita o que puede salvar literalmente nuestras vidas”. Tony Robbins.

 

A continuación, te comparto 10 creencias poderosas que nos recomienda Tony Robbins:

  1. El pasado no es igual al futuro.
  2. Siempre hay un camino si hay compromiso.
  3. No hay fracasos, sólo resultados; siempre que aprendo algo estoy teniendo éxito.
  4. Si no puedo, debo hacerlo y si debo hacerlo, puedo hacerlo.
  5. Todo sucede por una razón y un propósito que me sirve o ayuda.
  6. Encuentro alegría en las pequeñas cosas: una sonrisa, una flor, una puesta de sol…
  7. Doy más de mí mismo a los demás de lo que nadie espera.
  8. Yo creo mi propia realidad y soy responsable de lo que yo creo.
  9. Si estoy confundido, es que estoy a punto de aprender algo.
  10. Cada día sobre la tierra es un gran día.

Modelar de las personas que ya tienen la vida que tú quieres alcanzar es muy importante.

Para terminar y a modo resumen, a continuación, te voy a contar los 5 pasos para crear una vida mejor. Por último, te regalo 5 píldoras para mejorar tus pensamientos y en definitiva tu vida, nuestro objetivo inicial, ¿verdad?

Pasemos ahora a los 5 pasos para crear una vida mejor:

  1. Piensa en aquello que quieres lograr o mejorar. Pensar que puedes es el primer paso para lograr lo que quieres.
  2. Elimina pensamientos y creencias tóxicas. Ya hemos explicado cómo. Aplícalo.
  3. Define cómo quieres que sea tu vida con todo lujo de detalles. Cuanto mejor la definas, más fácil te será crearla.
  4. Diseña tu plan de acción. Sin un plan de acción no hay nada. Por mucho que imagines algo, sin acción no hay nada.
  5. Contrata a un coach que te acompañe. Si quieres llegar alto, si quieres mejorar tu vida o tu vida no es todo lo buena que te gustaría que fuera, contrata a un coach; no tienes por qué hacerlo solo. Además, lo conseguirás rápidamente. Toda persona exitosa tiene un coach.

 

Terminamos con las 5 píldoras para mejorar tus pensamientos y tu vida:

  1. Busca siempre de 3 a 5 soluciones a cada problema y afróntalos con la mejor actitud.
  2. No te quejes y si lo haces da al menos 3 mejoras, sugerencias o alternativas que mejoren la situación por la que te estás quejando. Las quejas no sirven de nada si no vienen acompañadas de sugerencias o mejoras para mejorar aquello por lo que te quejas.
  3. Elige muy bien en qué tipo de pensamientos prestar atención: negativos o positivos…
  4. No te preocupes del futuro. OCÚPATE del presente y crea tu futuro a través de tus pensamientos, decisiones y acciones.
  5. Limpia tu cerebro de información, pensamientos y creencias tóxicas, negativas, limitantes y destructivas.

P.D. Como conclusión te voy a dejar un par de ideas que resumen el artículo.

Una mente negativa nunca podrá darte una vida positiva.

Si te dieras cuenta de lo poderosos que son tus pensamientos nunca tendrías pensamientos negativos.

 

Si quieres que trabajemos este tema o algún otro que necesites conmigo o con otro coach del equipo de coaches, rellena el formulario y reserva tu sesión exploratoria aquí.

¡Te deseo un feliz día! Muchísimas gracias por haber llegado hasta aquí.

Te invito a que me comentes qué te ha parecido este artículo y a que lo compartas.

 

Un abrazo,

Daniel Serrano

 

CEO y Fundador de CredeSER

Soy Daniel Serrano, joven visionario y emprendedor apasionado de la formación, el coaching y el desarrollo personal. Desde antes de cumplir la mayoría de edad supe que todo es posible y que toda persona puede desarrollar sus capacidades para convertirse en quien siempre soñó. Mi Misión es Inspirar, acompañar y motivar a las personas a SER su mejor versión y CredeSER es una proyección de quien yo soy.
 
Coach Especializado en:
  • Emprendedores.
  • Toma de Conciencia.
  • Empoderamiento Mental y Emocional.

Sin comentarios

Publica un comentario

Share This