MI HISTORIA ENTRE BASTIDORES

MI HISTORIA ENTRE BASTIDORES

Este es el quinto artículo que publico en CredeSER.

Los anteriores han tratado sobre cómo relacionarnos sanamente con nuestros pensamientos. Y no es casualidad.

Pero déjame que te cuente mi historia…

Nací en una isla del mar Caribe, Cuba, y durante mis primeros 18 años sólo conocí ese hermoso rincón del mundo.

Dos temas para mí muy distintos me llamaban la atención: el conocimiento científico y los temas espirituales. A este último aún no le llamaba así.

Al tema de la ciencia le había dedicado la mayor cantidad de mi tiempo. Tanto, que al terminar mi preparatoria fui seleccionado para formar parte del equipo de Cuba para participar en las Olimpiadas Internacionales de Física en Holanda. Era el año 1990.

Ese viaje lo disfruté muchísimo. Visité por primera vez Europa y me enamoré de ella.

Mis aventuras en el mundo racional continuaron con mis estudios de Física llegando a terminar el nivel de doctorado en temas teórico-matemáticos en el 2003.

 

Sin embargo, durante ese tiempo desde mis 18 a mis 31 años el mundo espiritual ganaba terreno dentro de mí.

Mientras estudiaba en la universidad practiqué yoga por varios años, tai chi y comencé a buscar información sobre la meditación zen.

Recuerdo que siempre que veía a monjes budistas en la tele sentía una poderosa sensación recorriendo mi cuerpo. Es esa sensación que surge cuando se entra en contacto con algo que encierra una verdad profunda e importante.

Estos dos mundos que te he contado: el científico racional y el emocional espiritual, vivían dentro de mí y yo los experimentaba como mundos separados.

Por un lado, el pensamiento objetivo racional científico y, por otro lado, esa conexión profunda con algo más allá de uno mismo y que no se puede explicar con palabras.

Hoy sé que mi pregunta primaria era comprender cómo funciona el mundo.

Y lo que antes pensaba que eran dos caminos distintos y excluyentes hoy comprendo que no hay separación real entre ellos.

Si te gusta el tema te invito a leer esta otra publicación mía: “La Complejidad de La Espiritualidad”.

 

Mucho ha llovido desde esos años y yo he construido mi vida en México trabajando como profesor e investigador.

Este proceso representó una emigración y fueron numerosos los retos emocionales a enfrentar en este volver a nacer.

Te invito a conocer más sobre cómo viví mi emigración leyendo mi publicación: “Tus Cadenas o tus sueños, no puedes tener ambos”.

 

Hoy te cuento que cuando pensé que ya me había establecido, el universo me reveló que tenía nuevos planes para mí.

Mi mundo espiritual había tomado fuerza y estaba demandando mi atención.

Durante cerca de 6 años practiqué activamente meditación zen en el templo zen de México “Sociedad Budista para la Sabiduría Compasiva” recibiendo formación teórica y práctica.

Esta es una imagen en un retiro de silencio dirigido por el venerable maestro Samu Sunim. Yo soy el segundo de la foto de izquierda a derecha.

 

Hoy creo firmemente en la necesidad de construir un mundo maduro, sabio y consciente habitado por personas realizadas y felices.

Estoy convencido de que todos merecemos una Educación del Ser que nos permita recuperar nuestro poder creador y así construir la vida que deseamos.

Sin embargo, la Educación del Ser no es algo que esté incluido en los programas de estudio de las escuelas.

Y tampoco aprendemos a relacionarnos sabiamente con nuestros pensamientos.

Así llegamos a adultos y de pronto nos damos cuenta de que hay algo en nuestra vida que no nos gusta. Quizás sentimos que algo no hemos hecho bien o tal vez nos sentimos impostores en nuestra propia vida.

Es como si estuviéramos viviendo una vida que no fuera nuestra, pero no tenemos la brújula o el mapa que nos permita corregir nuestro rumbo.

Así las cosas, aprendemos por prueba y error.

En mi caso un día decidí hacer un ALTO y aprender lo que necesito para crear la vida que quiero.

En los últimos años he tomado cursos de alto impacto y de desarrollo emocional. Y en ellos encontré la vocación de coach y facilitador.

Mi sueño es mostrarle a quien esté interesado cómo disfrutar de la vida.

Y esto lo hago a través de Agricultura Del Ser: un sistema para alinear los pensamientos, las emociones y la acción para crear la coherencia que te permitan vivir en paz y sin obstáculos tu vida.

Y esto lo hago a través de lo que he aprendido en mi vida en las áreas del mundo racional, emocional y espiritual.

También he aprendido que la causa fundamental de todo lo que hacemos en nuestra vida son nuestros pensamientos.

Por eso disfruto ofreciendo la ayuda específica para trabajar con esos pensamientos que se interponen en el camino hacia tus metas.

Mi misión es ayudar a las personas a

  1. Cultivar y nutrir los pensamientos que te llevarán a manifestar la vida que deseas a la vez que trabajamos los pensamientos que nos mantienen estancados.
  2. Manejar emociones difíciles: ira, angustia, rechazo, tristeza, resentimiento, inseguridad.
  3. Superar el Síndrome del Impostor sobre quién eres y qué puedes hacer.
  4. Experimentar y vivenciar el regreso al amor y a la verdad.
  5. Disfrutar del regalo de la aceptación y la no-resistencia.
  6. Comprensión del mundo dual y cómo desarrollar un ego sano.
  7. Disfrutar de paz mental.
  8. Liberarse de los patrones negativos (al actuar, sentir y pensar) que se interponen en tu camino.

Mi visión es contribuir a un mundo sano (mentalmente), sabio (espiritualmente) y maduro (emocionalmente) donde la aceptación y la no-violencia permitan disfrutar a cada persona de las experiencias y obstáculos que cada uno elija experimentar sanamente y aprender sin dolor innecesario.

Los valores que guían mi trabajo son

  1. La Integridad: porque sin ella estamos fragmentados.
  2. La Autenticidad: porque sin ella nos bloqueamos en lo innecesario
  3. La Paz mental y emocional: porque es la base de la salud integral.
  4. El Amor: porque es la fuente de todo lo pleno.
  5. La Conexión: porque “cuando cada uno indaga profundamente en su persona no sólo descubre que somos lo mismo, sino que también somos uno”
  6. La Contribución: porque es la forma de manifestar el regreso a la unión.

Hasta aquí gran parte de mi historia, para que la conozcas de primera mano.

Si lo que te cuento te hace sentido y descubres que quieres explorar si puedo apoyarte, te invito a que conversemos. Para ello sólo necesitas reservar una sesión gratuita conmigo de 45 minutos.

Lo puedes hacer directamente haciendo click aquí.

Si sientes que este post pudiera serle útil a alguien más te invito a compartirlo. Puede que hoy sea lo que alguien necesite leer.

Igual te invito a dejarme tus comentarios. Yo estaré encantado de conversar contigo.

 

¡Muy buen día!

Arezky

 

Mi nombre es Arezky Hernández y el desarrollo personal y autoconocimiento es mi pasión. Ayudo a las personas a desarrollar su salud mental encontrando y eliminando las historias dañinas escondidas que nos quitan la energía, el sueño y la concentración permitiendo así  alcanzar la sabiduría necesaria para disfrutar de una vida plena.

Email: hola@arezkyhernandez.com

Web: arezkyhernandez.com

Redes sociales: Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram

Sin comentarios

Publica un comentario

Share This