CÓMO RECUPERAR LA ILUSIÓN POR TU VIDA Y POR TU PROYECTO

CÓMO RECUPERAR LA ILUSIÓN POR TU VIDA Y POR TU PROYECTO

Quizás tu vida no sea perfecta, pero es tu vida.

Tu oportunidad, tu único ticket de viaje a la tierra para disfrutar y vivir una experiencia única.

¿Estás disfrutando totalmente de esta experiencia? 

Si no es así, descubre aquí las 7 cosas que te harán disfrutar más de tu vida y recuperar la ilusión por tu vida y por tu proyecto.

Algunas pueden ser muy sencillas, incluso, pero nunca está de más recordarlas, principalmente en este mes de septiembre, el mes de las nuevas oportunidades y de los nuevos comienzos.

 

7 cosas que te harán recuperar la ilusión y disfrutar más de tu vida a partir de AHORA

  1. El amor.

    El amor es el motor de la humanidad y es lo que da un verdadero sentido a nuestras vidas. El amor es el camino de la aceptación y de la compasión.

    El amor es el camino. Es lo que nos permite dejar de juzgarnos, criticarnos y ser nuestros propios jueces.

    No siempre puedes cambiar a la gente, pero sí puedes amarla.

    No siempre te puedes cambiar a ti mismo ya o ser perfecto pero lo que sí puedes hacer desde ahora es amarte.

    Darte una segunda oportunidad como se la das a los demás. ¿Por qué a los demás sí y a ti no?

    El amor lo cambia todo. Lo puedes ver como un filtro. Un filtro por donde pasar tus pensamientos, un filtro por donde pasar tus decisiones, un filtro por donde pasar tus proyectos.

    Porque estamos viviendo la mayoría del tiempo desde el miedo, tomamos decisiones basadas en el miedo, no nos atrevemos a hacer lo que más amamos por el miedo.

    Y el miedo lo paraliza todo.

    Si tan solo pudiéramos vivir algunas de estas cosas desde el amor, la cosa cambiaría bastante.

    Y tú, ¿qué filtro quieres elegir?

     

  2. La gratitud.

    La gratitud es una de las emociones que puede, sin duda alguna, cambiar tu vida a partir de ahora.

    Agradecer lo que eres y lo que tienes ayudará a centrar tu mente en lo mejor de tu vida y enfocarte en todo lo demás de forma más positiva.

    También te ayudará a motivarte y a emocionarte, cositas de las que está hecha la ilusión.

    Una buena forma de empezar a ponerla en práctica es haciendo una lista de, por ejemplo, las 10 cosas por la que estás agradecido.

    ¿No tienes nada que agradecer ahora?

    Pues acuérdate de las 10 cosas por las que estás agradecido este verano o las 10 cosas por la que estás agradecido al último año.

    O las 5 increíbles experiencias que han cambiado tu vida.

    Para agradecer, todo vale 🙂

    Y tú, ¿por qué cosas estás agradecido hoy?

  3. El Mindfulness.

    A veces parece que la mente tiene vida propia y no nos deja vivir tranquilamente.

    Muchas veces tenemos la cabeza tan llena de pensamientos y preocupaciones que nos resulta imposible descansar, conectar con nosotros mismos y conectar con los demás.

    Centrar toda tu atención en el ahora te ayudará no solo a obtener calma y a tranquilizar tu mente, sino también te permitirá ver la vida con otros ojos, desde otra perspectiva. Si te has leído el libro El poder del ahora sabes de que estoy hablando.

    Estar aquí y ahora te permitirá entrar en una especie de estado sumergido en el que podrás sentir cosas que nunca habías visto antes como, por ejemplo, ver toda clase de detalles a tu alrededor, oír cosas que antes eran imperceptibles para ti son sólo alguna de las maravillosas ventajas de este tipo de meditación.

    Si esto es algo nuevo para ti puedes empezar por una comida consciente. Intenta observar muy bien lo que comes: textura, color, forma y centrar toda tu atención en ello, a la comida, a tus gestos, a cómo masticas, al sabor, al crujido de la comida en la boca.

    También puedes probar con una meditación guiada, ya que es algo que te hará conectar con tu esencia y a la vez hacerte sentir vivo de una forma especial.

     

  4. Tus pasiones.

    Descubre o conecta con tus pasiones.

    Lo más probable es que sí sepas cuáles son tus pasiones, pero puede que haya cosas que todavía no te atrevas a hacer o necesites un poco más de investigación.

    ¡Pues atrévete! Prueba cosas nuevas, abre tu mente, juega con cosas que te llaman la atención. Todo ello te puede devolver la ilusión de una manera muy bonita.

    Cógete una agenda que te guste y empieza a planificar estas pequeñas cosas, formas de ponerlas en práctica y fechas para hacerlo. Ponte pequeñas metas e investiga más acerca de lo que te gusta.

     

  5. Haz un viaje al pasado.

    Lo sé, hace poco te he dicho que vivieras en el presente 🙂

    Pero me refiero a realizar un viaje intenso al pasado, concentrado y como si estuvieras meditando para acordarte de todo aquello que te hizo sentir feliz e ilusionado.

    Porque solemos recordar y machacarnos mucho con lo peor, principalmente las personas que son muy mentales.

    Vuelven y vuelven, se culpan y continuamente se recrean en el pasado y siempre en los peores escenarios.


    ¿Y todo lo bueno que has pasado?
    ¿Todas esas experiencias increíbles que vale la pena recordar?
    ¿Te apetece hacer un tour por ellas?

     

  6. Los hábitos.

    Los hábitos son la base para el bienestar. Repito BASE. Así que, desde mi punto de vista, algo que te permite organizarte, ganar más tiempo, comer mejor y dormir mejor desde luego es importante para recuperar la ilusión.

    Porque si no estás bien físicamente, no tendrás energía y tu mente se dispersará. En este escenario es un poco complicado recuperar la ilusión. De hecho, puede ser uno de los motivos de su pérdida.

    Empieza poco a poco a cambiar los hábitos que no te gustan. No hace falta que te vuelvas un superhéroe de los hábitos. Se trata de ir logrando pasitos y sentir esa ilusión por cuidarte y por cambiar tu vida desde la raíz.

    Los hábitos son la forma de dirigir tu vida de la mejor manera de forma automática.

     

  7. El juego.

    Y si hay una palabra que podría resumirlo perfectamente todo, esa palabra es jugar.

    Hace unas semanas he visto la película de Forrest Gump (aprovecho para saludar a los compis que la han visto conmigo 😉 )

     Y aunque yo ya había visto la película más veces esta vez me he emocionado más de lo normal porque pude percibir la belleza y la magia de Forrest.

    Si no has visto la película por supuesto que te la recomiendo.

    Forrest es una persona simple y feliz.

    Forrest no juzga a las personas, vive en el presente y ama incondicionalmente, por lo que no procura cambiar a los demás.

    Forrest es un niño eterno que juega y se ilusiona con lo que tiene en cada momento de su vida.

    Hay que recuperar nuestra mirada y perspectiva de niños, abiertos a lo que ocurre alrededor sin juzgar y sin suponer.

    Cuando conocemos a alguien suponemos que es de determinada forma, cuando vamos a hacer algo creamos expectativas en torno a ello, siempre estamos suponiendo y proyectando. Siempre nos estamos condicionando.

    ¿Y si pudiéramos al menos por unos segundos abrir nuestra mente y dejarnos llevar?

    ¿Estar totalmente abiertos a lo que pase y jugar?

    Jugar significa no comparar, estar presente, abrirse a las cosas tal y como son.

    Jugar con la vida, jugar con lo que tenemos.

    Jugar con lo que hacemos.

    Jugar incluso con nuestra profesión. Verás, en el sentido de si ya no tienes ilusión por tu profesión, ¿por qué no hacer otras cosas? ¿Por qué no jugar y aprender algo nuevo? ¿Qué te lo impide?

    Nos pasamos la vida juzgando, pero nos tendríamos que pasar la vida jugando.

    Espero que te sirva y que poco a poco vayas recuperando la ilusión en tu vida y en tu proyecto.

    Para recuperar la ilusión por tu proyecto te invito a revivir tus comienzos.

    La ilusión que tenías en los primeros días, tus ganas de luchar, tus mayores batallas, cómo las has superado, los pequeños detalles que marcaban toda la diferencia. Revive esa emoción y siéntela.

    Repasa tus batallas y tus logros, vuelve a leer las palabras y los regalos que te han dedicado tus clientes o tus compañeros.

    Recuerda la realización que sentías al empezar. Vuelve a ti y vuelve a ello.

    Termino de escribir este artículo el día de mi cumple y se publicará poco antes de que cumpla un año con mi blog.

    No ha sido un año perfecto. Todavía me queda mucho trabajo por delante, pero sin duda ha sido un año muy bonito. Con pequeñas luchas y muchas batallas, con altibajos emocionales y de energía y principalmente de mucho aprendizaje y de bonitos y sorprendentes encuentros con mis clientes y compañeros.

    Me llena de ilusión recordar cómo empecé y cómo he empezado a tocar la vida de algunas personas y cómo estas han empezado a cambiar.

    Me llena de ilusión encontrar a gente tan parecida a mí y con tantos sueños en común y ganas de disfrutar del camino.

    Me llena de ilusión que me leas y que sigas mi trabajo por aquí.

    Así que a ti y a todos vosotros que seguís mi trabajo, ¡INFINITAS GRACIAS! 🙂


    No te olvides de comentar y compartir.

     

    ¡Hola! Soy Pamela, la autora de ricamente.net, el blog donde escribo y exploro el desarrollo personal y la mente desde un punto de vista diferente y donde ayudo a las personas a desbloquear sus mentes: a cambiar sus creencias, a vencer el miedo y el autosabotaje y a conseguir los cambios que desean en sí mismas o en sus vidas.

    También me puedes encontrar en Facebook, Instagram y Pinterest.

     

Sin comentarios

Publica un comentario

Share This