SUPERAR LA RUPTURA DE PAREJA TIENE UN PRINCIPIO, UN FINAL Y UN FIN. Parte II

SUPERAR LA RUPTURA DE PAREJA TIENE UN PRINCIPIO, UN FINAL Y UN FIN. Parte II

Esta es la segunda parte del artículo del mes pasado titulado “Superar la ruptura de pareja tiene un principio, un final y un fin".

Acabamos la primera parte del artículo definiendo las 5 fases del duelo que atravesamos durante el proceso de ruptura de pareja. Si no leiste el artículo o quieres volver a leerlo, puedes hacerlo desde aquí.

 

Cómo retardar el final  del proceso de ruptura de la pareja:

  • Quedarte demasiado tiempo en las distintas etapas y, especialmente, en la etapa de la negación, esperando a que él vuelva, creer que vas a sentir lo que ya sentías antes o pensar que es sólo por unos meses.
  • Racionalizar en demasía y no permitirte sentir las emociones para atravesarlas y superarlas.
  • Buscar enseguida relaciones efímeras para anestesiar o dar de comer al ego.
  • Pasar de una relación a otra por el mero hecho de estar acompañadas evitando quedarnos solas.
  • Eludir el espacio para sentirnos.

 

Puedes leer aquí mi artículo sobre 8 razones para optar por la soledad tras una ruptura de pareja

 

 

Con los siguientes comportamientos crearás un escenario favorable para vivir engañosamente un estado placentero temporal y banal.

Estarás produciéndote a largo plazo un dolor mayor y sufrimiento, evadiéndote de sanar tu experiencia actual.

Te has preguntado alguna vez ¿qué es vivir?, ¿qué es existir? y ¿cómo o con qué actitud decides caminar esta vida?

¿Desde qué preceptos?, ¿desde qué intención?, ¿desde qué significado?, ¿desde qué emoción vamos a encararla?  

No sufras en vano por desconocimiento o por resistencia a que lo que es, sea y pase por tu vida. Todo pasa por y para algo. Y la vida es tan sabia que si no lo ves hoy te lo repetirá mañana.

¿Cómo es ESTAR Y SER  aquí ahora? ¿Cómo expresarme, cómo expandirme, cómo vivir la vida? Hermética, miedosa, controlando todo para no sentir, luchando, abierta, generando aquello que quiero vivir, amando, agradeciendo, aceptando... Tú eliges cómo hacerlo.

"Solo cuando acepto lo que me ocurre puedo cambiarlo, cuando me resisto a ello lo estoy perpetuando, dándole un significado en tu mente que es algo muy negativo, horroroso, peligrosocuando ni siquiera le has dado espacio para verlo".  Sergi Torres

 

Es más la idea de lo que crees que vas a sentir cuando te abras a ello que sentirla realmente. Cuando tememos algo, fabricamos en nuestra cabeza un sinfín de historias de miedo.

Así nos creamos la ansiedad.  ¿No es absurdo ahora que lo sabes, evitar una emoción para generarse un estado ansioso?

Ahora  ya sabes la intención positiva de por qué te generas tú la ansiedad, que es para evitar sentir y aceptar a nivel mental y emocional lo que estás viviendo; estás listo para no generártela y elegir otra opción más sana y natural que te hará salir de esta situación incómoda y dolorosa lo antes posible, que seguro es lo que deseas.  

Abrirte a sentir las emociones es aceptar transitar aquello que te está ocurriendo por existir. 

 

Imagina luchar contra la corriente de un río. Podrás detenerla por unos instantes, pero después su fuerza natural quiere seguir su curso. 

Elige darle poder a tu ser y no a lo que te acontece. Continúa en este viaje de introspección para mirarte, date cuenta aquí que existes tú en medio de todo este caos y descansa sólo en el hecho de que existes, estás viva, sientes y padeces la vida.

Abraza este momento en el que eres consciente de que existes. Todo es bienvenido: el dolor, la relación conflictiva, la tristeza, el vacío y así, vas liberándolo, agradeciendo este silencio, esto que ocurre en tu vida, esto que es vivir.

 

¿Cuándo llega a su final el proceso de ruptura de pareja?

Las etapas de aceptación y aprendizaje son las etapas finales de este proceso.

Si nos quedamos anclados en la tristeza más tiempo del que deberíamos, podemos caer en depresión. Y en este punto deberíamos  preguntarnos:

 

¿Por qué sigo paralizada aquí? ¿Qué beneficios obtengo en mí día a día por mantenerme aquí? ¿Qué estoy posponiendo? ¿Qué me impide soltar esta situación, a esta persona?

 

Aunque tenemos derecho a estar tristes, es importante que no nos acomodemos en el dolor y que sepamos mirar hacia adelante y superarlo. Lejos de hundirnos, debe ayudarnos a crecer.

¿Con qué intención no te das el permiso para atender, abrazar, acoger y transitar estas emociones que sientes, estas partes de ti que piden audiencia para sanar? ¿Qué ganancias obtienes? ¿Son sostenibles en el tiempo, es decir, te hacen un ser plenamente feliz?

¿Qué significado le das a atender estas emociones? Quizás de debilidad, de no "ser fuerte", de "tengo que mirar hacia delante", no tengo tiempo para sentir esto" o incluso, de no merecimiento hacia la persona que según tu mente te ha causado mal.

 

¿Cuál es el fin de una ruptura de pareja?

Lo bueno de las épocas de crisis es que nos zarandean y destruyen la falsa identidad alejada de nuestro verdadero ser.

Nos permiten ir quitándonos capas de una identidad que no somos, de unas creencias que se aferran a ella.

Las crisis nos abren un espacio completamente distinto donde nuestro ser sale a la luz y nos acerca a vivir la vida que ha venido a hacer, a sentir así la paz que es. 

Podemos permitirnos sentir más allá de lo que hasta ahora nos habíamos permitido, sin aferrarnos a nada, sin miedo a perder lo que quizás ya hemos perdido o, acaso realmente ¿era nuestro?

 

Observa el poder que tiene el lenguaje que empleamos: mi marido, mi pareja, mi niño, mi miedo, mi paz, mi tristeza, mi vida....

¿Son realmente propiedad tuya? ¿Por qué le ponemos el "mi" delante? O ¿son seres y emociones que, en un determinado momento de la vida,  se cruzan en nuestro camino?

¿Son condiciones y visitantes venidos a experimentar que nos miremos para darnos cuenta de que existimos y, después se van?

 

Y vienen nuevos visitantes, nuevas experiencias, nuevos espacios cuyo único fin es que nos atrevamos a ser y expandir nuestra misión.

Existen muchas personas que a raíz de una crisis personal  han llegado a ser su mejor versión aún a edades maduras.

Puedes leer aquí un artículo sobre si atiendes la llamada para vivir una vida plena.

 

La vida es aquí y ahora, no es el pasado que ahora recuerdas y el cual te estás contando, ni el futuro que ahora estás imaginando.    

La libertad es el terreno donde crece el árbol de la autenticidad, es la posibilidad de ser tú mismo, desde ese trabajo interior que solo tú podrás realizar.

¿Eres libre? ¿Te sientes libre? La libertad comienza con ese trabajo interior, que no es otra cosa que conocerse, y ello ocurre cuando comienzas a observarte.

La libertad tiene como apellido responsabilidad. Es tu responsabilidad hacerte feliz, sólo así serás libre.

Recuerda que yo he atravesado este camino y empatizo contigo en cualquier momento emocional en el que te encuentres.

Con mi método "abrazando la soledad" acompaño a mujeres en tu misma situación y las ayudo a desbloquearse, a recuperar su confianza y autoestima reconectando con su esencia, a que dejen sufrir y tomen la acción acertada para sentirse relajadas y en paz.

 

Espero te haya gustado mi artículo y sobre todo que te haya servido.

¡Deja tus comentarios y comparte para que a otras personas en tu situación también les ayude!

 

Gracias

¡Hasta la próxima!

 

Soy Claudia González, Coach personal para la mujer que comienza a caminar sola tras su separación. El Coaching me ayudó y enseñó a abrazar la soledad para aprender a amarme y amar mejor.

Puedes encontrarme en mi página web caminandoconclaudia.com

Email de contacto: hola@caminandoconclaudia.com

Enlaces de interés: Facebook e Instagram

Sin comentarios

Publica un comentario

Share This