VOLVER A LA RUTINA

VOLVER A LA RUTINA

Septiembre es la vuelta al cole, a la rutina, a las obligaciones, a los quehaceres diarios…

El verano ya ha finalizado y este mes, toca volver a empezar. Retomar y continuar lo que ya hacíamos o tener un nuevo comienzo.

Aunque ya no es el mes generalizado de final de vacaciones, (esto ya ha cambiado bastante), podemos hablar de la vuelta a la normalidad después del periodo estival, independientemente del mes en que realmente nos hayamos incorporado a nuestra vida cotidiana.

Después del paréntesis merecido y necesitado, toca preparase para iniciar un nuevo curso, otra nueva etapa.

Como si de año nuevo se tratara, podemos empezar este ciclo con nuevos propósitos, nuevas ideas y nuevos deseos.

Puede  ser momento de lanzar un proyecto, de poner algo diferente en nuestras vidas o de renovar las ilusiones y motivaciones personales de cada uno de nosotros.

 

¿Te animas a ello?

 

Retomando algo que he mencionado en artículos anteriores… Busca un cuaderno y bolígrafo. Será el paso previo para iniciar esta etapa.  

Si estos objetos son especiales para nosotros, un cuaderno y un bolígrafo bonitos, elegidos expresamente para la ocasión, también será una forma de darle valor a todo lo que se nos ocurra, todo lo que se genere a partir de ellos.

Si consideramos que son valiosos para nosotros, lo que hagamos con ellos, también lo será. Como cuando en la época de estudiante, tenías un bolígrafo único para los exámenes porque daba suerte, por ejemplo.

Las cosas escritas son un reflejo de lo que tenemos dentro. Es un espejo que nos enseña lo que hemos sacado.

A veces en nuestro interior hay demasiadas cosas desordenadas y un medio útil para organizar, puede ser escribirlas.

 

Te animo a probarlo…

 

Parece más lógica hacer esta tarea a principios de año. Puede prestarse a que surjan más cosas nuevas, cambios y mejoras. Saber que tenemos un año concreto, del 1 de enero al 31 de diciembre, nos da seguridad porque sabemos exactamente todo el tiempo exacto con el que contamos.

Pero si eso mismo, lo trasladamos a después de las vacaciones, creo que tenemos un valor añadido y el resultado final puede ser el mismo o incluso mejor.

Estamos descansados, hemos desconectado y si leíste mi artículo anterior “Mirar hacia dentro, nos hemos mirado y observado lo que sentimos, lo que somos y lo que queremos. Puede ser un momento idóneo para elegir qué objetivos deseamos marcarnos en el nuevo “curso escolar”.

Te muestro una manera sencilla y práctica para establecer tus metas:

  • Elige un momento óptimo y adecuado para ti. Dónde te encuentres relajado, sin distracciones y en soledad. Es un momento para mirarse dentro y ver qué hay en tu interior.

Date permiso para observarte sin juicios qué es lo que sientes y quieres.

Qué te gustaría conseguir o eliminar de tu vida.

  • Escribe una lista de cosas que deseas hacer en los próximos meses.

Déjate llevar… Pon todo aquello que se te ocurra, por absurdo que te parezca. No pasa nada…

Todo está dentro de ti y es importante. Si no lo fuera, no saldría.

Como si hicieras una lluvia de ideas.

  • Puedes seguir el método SMART para definir tus objetivos, seguro que te resulta de gran utilidad:

S de Específico. Definir un objetivo lo más detalladamente posible, sin ambigüedad, sin dudas, claro, específico y concreto.

M de Medible. Poder medirlo supone saber exactamente cuándo lo hemos conseguido.

A de Alcanzable. El objetivo debe ser alcanzable. Saber que se puede conseguir, que es real, bien porque se tengan pruebas al respecto o porque se haya conseguido anteriormente.

R de Realista. Elegir alternativas acordes a nosotros mismos, para que el objetivo además de alcanzable, sea real para conseguirlo según nuestras circunstancias y recursos.

T de Temporizado. Marcar plazos y tiempos en el calendario. Todo aquello que no se especifica tiempo, suele no llegar a realizarse…

  • Intenta usar un lenguaje positivo al escribir tus ideas u objetivos. Tendrá un impacto mayor en ti y predispone favorablemente a conseguir algo.

“Ser más puntual” mejor que “No llegar tarde”, por ejemplo.

 

¿Alguna vez has utilizado este método para planificarte?

Pruébalo…

 

Tenemos tiempo hasta las siguientes vacaciones. Otro año aproximadamente. Y qué mejor final, después de haber luchado por conseguir nuestro objetivo, que tener otras merecidas vacaciones. Sería una gran recompensa. El valor añadido que comentaba anteriormente.

 

¿Crees que te ayudaría a afrontar la vuelta a la normalidad el tener nuevos objetivos o ideas que llevar a cabo?

 

Está en tu mano darle la vuelta a un hecho que habitualmente suele ser de desánimo y depresión.

Es común hablar de la depresión postvacacional, ¿verdad?

Siempre habrá un componente de tristeza por el tiempo de vacaciones finalizado. Pero la sensación de todo aquello que finaliza, no debe ser motivo de abatimiento y apatía que invada todos los contextos de nuestra vida.

Tú puedes elegir con qué actitud volver a tu vida diaria y que esta situación no sea una losa pesada, un momento amargo y deprimente.

 

Piensa cómo vuelves después de las vacaciones y si te gustaría volver de otra manera.

¿Crees que podrías hacer algún cambio en tu actitud para mejorar tu vuelta a la normalidad?

 

Está claro que no siempre podemos innovar o cambiar radicalmente. Volveremos a nuestra actividad habitual que seguramente no sea la mejor, pero es la nuestra, la que tenemos en ese momento y debemos estar preparados. Debemos hacerlo lo mejor posible.

Muchas veces soñamos con dejar todo lo que tenemos e iniciar una vida totalmente diferente en nuestra imaginación. Pero quizás esos sueños no sean tan alcanzables ni realistas… O sí, cada uno sabrá…

Pero seguro que algo podemos hacer para impregnar la nueva etapa de cierta dosis de ilusión renovada, de deseo de hacer cosas nuevas o de introducir pequeños cambios a nuestra vida que nos hagan sentir mejor.

Establecer rutinas de deporte, de tiempo para nosotros mismos o de aprendizajes nuevos, serán acciones suficientes para animarnos y sentirnos motivados por comenzar una nueva etapa.

Si los objetivos establecidos son de mayor repercusión personal o profesionalmente, como un cambio de trabajo o de trayectoria profesional, todas las acciones encaminadas a ello, así como el plan de acción hasta que se consiga, serán por sí solo una motivación suficiente para empezar esta nueva etapa. Pondremos nuestra intención en conseguir lo que nos hemos propuesto.

Volver a la rutina, no tiene por qué ser triste, ni deprimente, ni terrible… 

Puede ser la oportunidad de reiniciar aquello que siempre hemos querido hacer, llevar a cabo lo que realmente deseamos. Pero que hagamos lo que hagamos, nos haga sentir un poco más felices y mejorar ese momento de vuelta a la normalidad.

 

 “No hay mejor momento que el otoño para empezar a olvidar las cosas que nos molestan. Dejar que se suelten de nosotros como las hojas secas, pensar en volver a bailar, disfrutar de cada momento de sol, que todavía calienta, calentar el cuerpo y el espíritu con sus rayos, antes de que se vaya a dormir y se convierta en una débil bombilla en el cielo.”

Paulo Coelho.

 

Espero que mi artículo te haya gustado, pero sobre todo te haya servido y en todo lo que leas, encuentres un “para qué”.

Si ha sido así, ¡Deja tus comentarios y comparte!

¡Hasta la próxima!

Miriam Hernández

 

Me llamo Miriam Hernández y soy Especialista en Coaching, Inteligencia Emocional y PNL.

En un momento de mi vida elegí el Coaching para que me ayudara a reinventarme y cambiar de etapa.

Desde entonces he ayudado a personas como yo, que se sienten bloqueadas para afrontar cambios. Les acompaño en el proceso de cambiar de actitud y buscar objetivos que realmente les sean satisfactorios.

El Coaching te permite descubrir lo mejor de ti y que seas tú el verdadero protagonista.

Comments ( 6 )

  • Olga

    Gracias por tu aportación, Miriam!!
    Comparto mi experiencia de que en un momento de mi vida no lejano, decidí dejar escrito, como nota en el movil, no en papel como dices (es que me he vuelto muy digital y ademas queria llevarla siempre encima para irla completando), una descripción concreta de lo que quería conseguir en ese momento, y curiosamente se empezaron a cumplir en cascada los propósitos, es verdad que uno fue abriendo las posibilidades a los demás, pero todo comenzo a raiz de elaborar esa nota.
    Sigo editando esta nota titulada “Quiero”, donde guardo en la seccion ‘cumplidos’ los primeros hitos con la que la cree y a dia de hoy sigo la costumbre de añadir nuevos hitos y recisarlos de vez en cuando.
    Como dices Miriam, creo que es un acto útil y saludable mentalmente, ya que te ordena y oxigena la mente y te enfoca en tus objetivos.

    • Miriam

      Qué gran aportación Olga!!! Qué mejor comentario que describir tu propia experiencia, tus logros, tus resultados. Resulta un complemento perfecto al artículo.
      Es la mejor manera de mostrar a los demás que funciona adaptándolo cada uno sus necesidades, circunstancias y su propia personalidad.
      Muchas gracias por compartir!!

  • Magaly

    Me a encantado!!!!!
    Muchas gracias Miriam, la teoría te refresca la memoria. Y eso me a ocurrido a mi. Antes solía hacerlo cada 3 meses , sentarme y ponerme a escribir mis metas a corto y largo plazo. Hay muchas cosas que e realizado sueños que e cumplido pero q aun me faltan y aveces por falta de tiempo lo dejas de hacer pero esto no debe ocurrir.
    Volveré a sentarme y escribir estoy segura que muchas cosas buenas vendrán y sobretodo con Mente positiva. Otra vez GRACIAS!!!

    • Miriam

      Como me alegra tu comentario Magaly!!! Sobre todo por la aplicación que ya haces de él, que has hecho y que tienes intención de seguir haciendo. Lo mejor de escribir mis artículos es que sirvan de reflexión a quien lo lea y si además les sirve para realizar alguna acción, mucho mejor.
      Gracias por seguirme y por leerme!!! Un saludo!! Miriam

  • Patricia

    Para mi el año empieza en septiembre y no eo 1 de enero. Siempre ha sido así.
    Cuando llegan estos días organizo mentalmente qué haré en el año, qué cosas voy a mantener igual porque me van bien y qué cosas puedo transformar para intentar encontrame mejor, más tranquila, un poco más feliz…
    Pero no me había planteado nunca el elegir un cuaderno bonito, un boli preferido, o sentarme y escribir al ordenador… Crearme un “contrato” para mi, con intenciones y clausulas para mi misma…llevar por escrito mi “declaración de intenciones anual” me parece, Miriam, una idea fantástica, útil, que creo que me puede ayudar a fijarme pequeñas metas personales para todo lo que queda de año hasta, como tu dices, volver a recibir el premio de las valiosas vacaciones.
    Es una suerte haber tenído la oportunidad de leerte. Gracias!, me has animado a probarlo. Lo haré y espero que me ayude a cumplir algún pequeño sueño o simplemente hacer mas sencilla la espera de las vacaciones.
    Un abrazo y nuevamente gracias!!!

    • Miriam

      Patricia, cómo me alegro!!
      El hecho de usar un bolígrafo y cuaderno bonito, es dar un valor añadido a todo lo que hacemos, darle un toque especial y que realmente todo lo que hagamos contribuya a conseguir el resultado deseado.
      Si te sirve, será fantástico, serás un ejemplo de que todos podemos hacer algo por nosotros mismos, cosas que nos hagan sentir mejor.
      Te animo e invito a seguir leyéndome porque intentaré aportar mi granito de arena para mejorar nuestro día a día.
      Muchas gracias por leerme!!!

Publica un comentario

Share This